Destapes prematuros y distractores

 

Por Pepe Valencia

Cuando muchos presumían que la favorita de Andrés Manuel López Obrador para la gubernatura de Veracruz era o es la secretaria de Energía, Rocío Nahle, saltó a la palestra el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Gutiérrez Luna, e inició recorridos por el estado reuniéndose con representantes de diversos sectores.

Como respuesta ha recibido una andanada de rudos ataques del gobernador Cuitláhuac García y del secretario de Gobierno Eric Cisneros, seguidos por otros personajes afines a éstos que también lo han tundido hasta con la cubeta.

Y en tácito mensaje críptico a los cuitlahuistas, AMLO lo ha invitado  para acompañarlo en recientes visitas a Veracruz y lo ha elogiado en público. Por si fuera poco, aparecen anuncios espectaculares donde se promociona la imagen del diputado federal oriundo de Minatitlán, lo cual se interpreta como que Nahle ya no va sola en la carrera sucesoria estatal.

¿Se prepara a Sergio para relevar a Cuitláhuac antes de concluir el sexenio o para el 2024?

Esto es en lo referente a la gubernatura.

En cuanto a la presidencia, parecía que la jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, galopaba tranquila con la bendición de AMLO rumbo a la candidatura. Sin embargo, oh sorpresa, el gobernador de Tabasco, Adán Augusto López, es designado secretario de Gobernación y en automático lo encartan entre los presidenciales.

Y hay más, el jueves pasado el propio López Obrador implícitamente  destapa a su paisano durante una reunión con diputados de Morena, PT y Partido Verde, aunque horas después aclara, no recula, que Sheinbaum y  Marcelo Ebrard continúan en la lista de prospectos.

De acuerdo al peculiar estilo de AMLO,  acaso engaña con la verdad y se puede colegir que al final sí lanzará a Rocío para gobernadora y a Claudia para presidenta… o quizá a Gutiérrez Luna para relevar a Cuitláhuac, y para presidente a su amiguísimo Adán Augusto.

En conclusión, estas señales serían jugadas tácticas de una bien diseñada  estrategia política o el enésimo distractor.

Hablamos de candidaturas por Morena, no necesariamente de ganar las elecciones… o perderlas. Esto dependerá de otros factores, uno de ellos, el candidato de los partidos opositores y si se conforman en sólida alianza.

Los mencionados no son los únicos para gobernador y presidente. Son los hasta ahora sugeridos por el mismísimo López Obrador y por los propios aspirantes.

Esperemos la lista de los demás partidos. Y ustedes propongan  candidatos.