¡Alerta! México peligra, los depredadores al acecho

 

Por José Lima Cobos

Es un ¡alerta! a tiempo, a México y a los mexicanos, ante el peligro que acecha la integridad económica, democrática, social y política, pues la voracidad de los enemigos internos y externos por adueñarse de la riqueza nacional no tiene limites, de ahí que es necesaria la unidad nacional en torno al proyecto de transformación, sino queremos que se reduzca la esperanza de nuestros hijos en el bienestar social que reclama la República, ya que si bien los depredadores enmascarados en la democracia no tienen escrúpulos de ningún género y se advierte por lo mismo, se pueda reflejar en el corto tiempo, siendo una muestra por demás elocuente, la actitud de la ministra presidenta de la Suprema Corte de Justicia, Norma Piña, en el reciente evento del Aniversario de la Constitución de 1917, que manera descarada desprecia con su discurso y su conducta personal, la negación de la justicia social.

No se puede confiar en la calidad moral y social de los ministros de la Suprema Corte, -los ejemplos de perversidad se observan en Brasil, con el juez Moro, en Perú, con el  congreso antipopular que destituye a un presidente electo democráticamente,  en Bolivia con Evo Morales o en Argentina que se quiere enjuiciar a los ministros y un juez, de la misma calaña ubica a un juez a modo y en Estados Unidos, con Trump para  demoler a su democracia y lo último, aunque no sea lo ultimo en México donde los ministros, violan la constitución que juraron respetar – Artículos 127 y 105 constitucionales en cuanto a su atraco al erario público y a las suspensiones provisionales  en controversias constitucionales, ello es así, cuando vemos quienes son sus integrantes cuyo origen y formación provienen de las complicidades,  pues si está acreditado que de los cuatro ministros propuestos por el presidente López Obrador -Esquivel, Loreta, González  y Ríos- para que se diera un equilibrio constitucionalmente congruente con las circunstancias internas y en base al proyecto social que encabeza, han producido una gran decepción y sin dignidad ni decoro han renunciado o pronunciado al respecto, que se puede esperar de los que ya existían.

 

MÁS CORRUPCIÓN

Imaginemos hasta donde se llegará en los momentos críticos y si ninguno de ellos se ha pronunciado –por dignidad y decoro en responder a quien los propuso- que se puede esperar de aquellos que están ahí propuestos por Calderón y Peña Nieto, cuando empoderó el narco estado y que ahora se abre el drenaje de la corrupción,  no solo de los equipos de seguridad nacional interna sino internacional, ya que nadie puede olvidar que la Embajada de Estados Unidos cuestionó el actuar del Ejército, contraponiéndolo con la Marina en la lucha contra el narco, cuando la colusión de la DEA, FBI y altos funcionarios convivan y se regocijaban con García Luna y el presidente Calderón para introducir  armas a los traficantes mediante  el sistema  efectivo y eficiente de “Rápido y Furioso”, sistema utilizado para desestabilizar  a los estados y dañar a sus pueblos, que sufren esas consecuencias de la guerra a la delincuencia.

 

 

Para cerrar este círculo, veamos el historial jurídico y educacional del ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena que propuso Peña Nieto o bien de Medina Mora – se puede consultar en la  página respectiva de la Corte o bien los criterios jurídicos-  y sin mayores datos de búsqueda  se llega a la conclusión que su actitud  no puede estar al servicio de los intereses del país y menos de la justicia que se reclame, pues el primero, siendo titular del Servicio de Administración Tributaria de la Secretaría de Hacienda,- dependencia que tiene que recaudar los recursos públicos para que sirvan a los mexicano y de eso vivan los ministros-  ya que durante su gestión se condonaron miles de millones de pesos a los grandes empresarios y tiburones nacionales y así empobrecer más la finanzas públicas, lo que no se ha desmentido, pues así lo dio a conocer por el presidente de la República, que era uno de los ministros más rico de ese poder, porque vine de estar al servicio de empresas particulares para de ahí ascender a la Secretaría de Hacienda y de ahí participar de las grandes condonaciones.

El otro angelito ministro -Medina Mora- desde la procuraduría con Fox permitió la violación a once mujeres de Atenco que luchaban por las tierras de Texcoco en contra de ese aeropuerto y la condena de la Corte Interamericana lo hace responsable, pero esa condena duerme el sueño de los justos y no menos trascendente es la jurisprudencia de la segunda sala de la Suprema Corte que le impide al gobierno investigar los atracos que sufra el país en cuanto al manejo de recursos de procedencia ilícita dudosa, sino existe una petición de un país extranjero, infamia que lleva a la alta corrupción de que se tenga memoria.

Sin embargo, el caso de García Luna nos puede abrir la esperanza de que haya un cambio en México y en el gobierno de Estados Unidos para llevar a la cárcel a los grandes atracadores y que ese precedente sirva a México para hacer lo propio, porque si allá se tolera, aquí se consolida la corrupción.

 


 

Correo: limacobos@hotmail.com

Twitter: @limacobos1