La historia de un descobijado

Por Luis Ramírez Baqueiro

“La falsedad está tan cercana a la verdad, que el hombre prudente no debe situarse en un terreno resbaladizo”

– Marco Tulio Cicerón – 

Finalmente, el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez comienza a mover las fichas de su tablero de ajedrez.

La salida de Xochitl Arbesú Lago, en la Secretaría de Turismo, junto a la de Roberto Ramos Alor en Salud, obedecen más al pésimo desempeño que tuvieron en sus áreas, que a la realidad política que enfrentan los tiempos preelectorales.

Con la llegada del 4 año de administración, es común que los gobernadores den por pagado el pacto o acuerdo con quien dentro de su mismo partido aspiró a ser candidato justo al mismo tiempo que él.

Por consiguiente, si los pactos se cumplen, la próxima candidata al Gobierno de Veracruz por Morena habrá de ser la misma Rocío Nahle García, quien llevó mano en la colocación de algunas posiciones dentro del Gabinete de cara a la construcción de la que será su campaña electoral en el 2024.

Finalmente, dos de sus recomendados y personajes más cercanos han salido de la administración estatal, dejando detrás al último de ellos, el que, por mucho, más daño ha infringido a la administración estatal, manchándola en todo momento.

Así E. Patrocinio Cisneros Burgos se convierte en ese huérfano de madre, que busca a toda costa un cachito de cobija gubernamental para transitar en el 2024, sabedor que es la principal presa en el entramado que habrá de pagar las consecuencias de una lamentable y triste administración, que pecó más de soberbia, que de inteligente en cuanto a su proceder.

Los negocios que al amparo del poder se construyeron, fueron el común denominador en la historia del entramado político del movimiento transformador que de la mano de Cisneros Burgos se convirtieron en una especie de patente de corso para delinquir y extorsionar a todo cuanto funcionario público pudo.

Ni hablar de la violencia que generó su paso por la principal tarea que tiene todo gobierno, que es la de generar los elementos de estabilidad y certeza para la construcción de la paz social, tan necesaria en medio de la peor crisis de seguridad de la historia.

Y aun cuando el personaje sigue despachando en Palacio de Gobierno, y difícilmente se observa posibilidad de salida, lo cierto es que su otrora poder absoluto ha comenzado a menguar afirman, lo cercanos al mismo Gobernador García Jiménez, a sabiendas de que una más en su proceder y no habrá nada que lo salve del cadalso.

Durante el fin de semana absurda resultó la campaña de intento de rescate de la imagen pública del recientemente despedido Roberto Ramos Alor, al afirmar que trae proyecto para ir en pos de la diputación federal por Morena.

¿Con qué cartas credenciales se pretende presentar ante el electorado? cuando por todos lados apesta a muerto, tan solo con el tema de los medicamentos oncológicos dejados caducar a la malagueña en las bodegas de los Servicios de Salud de Veracruz, aun cuando afirmen lo contrario.

Porque si se le olvida sobre él pesan señalamientos de venta de equipos y saqueo de material hospitalario que inclusive apareció en casa de particulares por aparentes extrañas circunstancias, digo si es que ya también se les olvido.

Así que la historia política de estos descobijados, comenzará a ser la de un triste final para un grupo que abusó de la confianza de quien los propuso, en el caso de Rocío Nahle y del mismo Gobernador, García Jiménez que les tuvo que solapar sus rapacerías.

 Al tiempo.

 

 

Correo: astrolabiopoliticomx@gmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx