Pemex en campaña

 

Por Ángel Álvaro Peña

En Pemex no sólo está puesta la recuperación económica del país sino la recuperación de la soberanía porque en esa empresa más de un grupo extranjero quiso intervenir ya sea para sabotear, asociarse, cuestionar, o simplemente denunciar actividades que derivadas de su responsabilidad como contaminación, despojo, corrupción, etc.

Pemex trabaja y últimamente arrojó utilidades por 122 mil 493 millones de pesos durante el primer trimestre del 2022, debido a un incremento en las ventas y a una ganancia cambiaria originada por el fortalecimiento del peso frente al dólar.

“La disminución de la deuda se debió al objetivo de mantener un endeudamiento neto cercano a cero, a los apoyos del gobierno federal y a las operaciones de manejo de pasivos realizadas durante el año”, indicó Pemex; sin embargo, los sucesos entre trabajadores, sindicato y empresa parecen repetirse como si regresáramos a medio siglo atrás, cuando el sindicato presionaba a la empresa para obtener más dinero, poder, cuotas legislativas, concesiones o incluso impunidad.

El Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana ha denunciado falta de equipo y la carencia y chatarrización de sus lugares de trabajo, ante esta situación el Presidente advirtió que dichas inconformidades pueden tratarse de una campaña de los líderes gremiales en contra de Pemex.

Comenta el mandatario que por ser época de campañas los ánimos se encienden y justifica ciertas alteraciones en el ritmo de trabajo de los petroleros, pero esto hasta el más ingenuo lo advirtió desde el momento en que Ricardo Aldana pisó el espacio de la conferencia matutina del Presidente. Por cierto, fue el primero con el pretexto del orden alfabético.

Por un lado, sin tratar de corregir a nadie, las elecciones que a los petroleros les interesa no son las del 5 de junio. Uno de los puntos más importantes de los trabajadores petroleros es Ciudad Victoria, en Tamaulipas, donde habrá cambio de gobernador. Hidalgo y Oaxaca no se quedan atrás; sin embargo, esto es simplemente un simulacro de los sindicalistas de Pemex para próximas elecciones.

 

 

Más de una sección sindical ven como el próximo gobernador de Tabasco al director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, nacido en el municipio de jalapa. Es decir, Pemex es también un centro político en México, nunca ha dejado de serlo, y aunque parezca que la historia se repite tiene novedosas complejidades que habrá que interpretar y descifrar.

Mientras esto sucede el Presidente informó que se realizará una investigación para determinar si las denuncias vertidas por los trabajadores petroleros son reales o se trata de engaños por parte del sindicato para presionar a la administración de Pemex.

“Lo que he estado percibiendo es que hay una inconformidad que quiero saber si es real o ficticia, sobre maltrato a trabajadores, sobre falta de equipos, porque lo veo como una campaña”, dijo.

“Y quiero saber si es real para que de inmediato se atienda, que los funcionarios de Pemex atiendan esta demanda, porque si no hay sustento, podría ser un mecanismo de presión del sindicato, que está en su derecho de hacer campaña en contra de la empresa, pero quiero saber bien”, dijo.

Sin embargo, el jefe del Ejecutivo Federal sostuvo que las viejas prácticas del sindicato como la venta de plazas y los liderazgos eternos de sus dirigentes no podrán regresar durante su gobierno.

El simple hecho de que haya regresado al frente del sindicato quien fuera tesorero de Carlos Romero Deschamps, pone en duda esta afirmación, porque si el liderazgo de Aldana se nutrió de algo fue de los liderazgos eternos, la venta de plazas, el intercambio de favores y el tráfico de influencias.

 

PEGA Y CORRE

El embajador de Estados Unidos en México pareciera que tiene una oficina en Palacio Nacional, porque en los últimos días mantiene encuentros con el Presidente dos o tres veces por semana. Para aquellos que decían que había mala relación con el vecino del norte…

 

Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes