Reaparece el Niño Verde

 

Por José Páramo Castro

La complicidad del Niño Verde y la campaña por la gubernatura de Quintana Roo de Mara Lezama es cada día más evidente. Ante la fragilidad de su trayectoria y la oscuridad de su actuación al frente de la presidencia municipal de Cancún, su delantera en la intención del voto se viene abajo.

La votación contra la reforma eléctrica, debilitó al PAN principalmente. En más de uno de los estados su porcentaje en intención del voto disminuyó. La excepción no fue Aguascalientes donde ese partido tenía calculado su único triunfo; sin embargo, ahora está en segundo lugar en las encuestas de esa entidad.

En Quintana Roo, Laura Fernández, de la alianza PAN y el PRD para la gubernatura, pierde fuerza por la misma razón del deterioro de su imagen por el voto contra la reforma eléctrica.

En cuanto a Mara Lezama le surgió un aliado que más le valdría ser su enemigo, porque se trata nada menos del Niño Verde, Jorge Emilio González, hijo del dueño de ese partido, quien para rescatar a la candidata de Morena a la gubernatura de la caída libre en la que se encuentra, agredió a la candidata Laura Fernández, con agresiones verbales que desgastaron la imagen tanto de ella como del agresor, de trayectoria bastante oscura.

La amistad entre Mara Lezama y el Niño Verde no es nueva, éste le prometió la candidatura de Morena en alianza con el Verde a cambio de que esperara hasta este año para competir por la gubernatura. El PRI salió de la alianza que el parecía también muy sucia en la competencia y coloca a la hija de uno de los gobernadores más grises de las pocas administraciones de la entidad.

Fernández dijo que presentó denuncias ante el INE y la FGR contra Jorge Emilio, cuenta con el apoyo del PAN y PRD nacional, lo cual parecería ser contraproducente por las últimas informaciones sobre estos partidos que son denunciados públicamente por vender su voto contra la reforma por un puñado de dólares. “Estamos ante un personaje voraz, que se siente libre de amenazar, intimidar a una mujer, porque sabe que hoy él es el dueño de Cancún”, advirtió Laura Fernández.

Jorge Emilio se expresa así de Laura Fernández: “No, no, es una ratera, ojeta, está bien fea, además. Es una hija de su p…”. Desesperado el Niño Verde quiere que su amiga Lezama gane la gubernatura.

Mientras el conflicto se intensifica entre esos candidatos y personajes del pasado, la figura del Dr. José Luis Pech se fortalece y camina por la campaña con propuestas y anunció un gobierno decente que tendrá como requisito relevante que los futuros servidores públicos le tengan cariño y respeto a esta tierra, y para ello, quienes formen parte de su administración deberán tener al menos 10 años de residencia en la entidad, para evitar improvisaciones.

La gente se acerca a José Luis Pech no sólo para brindarle su apoyo sino para denunciar anomalías del resto de los candidatos a la gubernatura, sobre todo en Cancún donde hay mucho que investigar sobre la candidata de Morena.

Así, Pech anuncia las condiciones que deberán de cumplir los funcionarios de su gobierno, tales como que cursen y aprueben capacitaciones en administración, legalidad y ética; y también pasen exámenes de confiabilidad, requisito que se aplicará cada año del sexenio para el caso de los mandos superiores. 

Destacó que «tendremos un sistema de evaluación interno y externo para medir la eficacia y honorabilidad de los funcionarios; y las dependencias y sus funcionarios serán evaluados por la sociedad mediante encuestas de calidad del servicio público, además de que las y los mejores servidores serán recompensados con estímulos económicos y ascensos». 

El candidato José Luis Pech sabe que detrás del Quintana Roo glamuroso hay otro, donde hace falta un gobierno con visión social y no sólo empresarial. Lleno de calles sin pavimentar, sin servicios, casas de cartón y mucha violencia es ahí donde debe trabajarse y es precisamente donde recibió el reconocimiento y apoyo de los habitantes, como es el caso del asentamiento irregular de Tres Reyes.

Los pronósticos que daban como ganadora a Mara Lezama con una amplia ventaja empiezan a desmoronarse. La población de Quintana Roo no quiere que toda la entidad tenga desigualdades sociales que repercuten en todo su territorio.