Los retos de Cuitláhuac

 

Por José García Sánchez

Llegó la hora en que el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García deberá ser la punta de lanza para desenmascarar las presuntas persecuciones políticas que sólo son un puente hacia la impunidad.

Cuitláhuac García tendrá que dejar el estado limpio de esa mancha que le persiguió desde el principio de su administración. Hay varios casos donde deberá comprobar la culpabilidad de los delincuentes y sancionar, de manera ejemplar, no sólo los delitos que se les imputan sino la intención de desprestigiar al gobierno estatal, situación ésta, que nunca sucede en ninguna parte del país.

El caso de la jueza Angélica Sánchez Hernández, es un ejemplo de delitos comunes que deberán ser sancionados y exhibidos, a pesar de que esta mujer interpuso un juicio de amparo contra la prisión preventiva justificada que se le impuso el pasado 16 de junio por los delitos contra la fe pública y tráfico de influencias, dentro la causa penal 297/2023. Ella es culpable de liberar a un asesino, el Compa Playa, que tenía suficientes pruebas para ser juzgado.

Dos jueces de distrito se declararon incompetentes para resolver el juicio de amparo. Fabiola Viridiana Ramos Castillo, titular del Juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales y de Amparo en materia Penal, argumentó que la demanda debe ser resuelta por Daniela María León Linarte, titular del Juzgado Decimoquinto de Distrito, toda vez que fue quien le otorgó la suspensión contra la orden de aprehensión.

Qué tipo de justicia puede ser la que perdona a un asesino por el simple hecho de estar amparado, o aun mentiroso o aun golpeador.

Por otra parte, la salvaje agresión que protagonizó el junior Rementería contra Manuel Pérez Saínz, en compañía de otros tres violentos delincuentes debe ser castigada por múltiples razones. El golpeador prepotente, egresado del ITAM, e hijo del coordinador del PAN en el Senado, Julen Rementería, quien quiere ser gobernador de la entidad, ya obtuvo una orden de aprehensión aunque muy tardíamente.

 

 

MENTIROSOS DIZQUE “PERSEGUIDOS”

La orden fue emitida también contra otros tres jóvenes amigos de Imanol, Juan Antonio “N”, Hugo Eduardo “N” y Alejandro “N”, todos acusados de lesiones dolosas.

En diciembre de 2019, Manuel Pérez Sainz de la Fuente fue golpeado por los cuatro jóvenes, quienes le provocaron lesiones en el ojo izquierdo y un desprendimiento de retina, así como una fractura en la nariz. La víctima realizó la denuncia poco después del hecho; sin embargo, apenas que procederán contra los involucrados en el caso integrado en la Carpeta de Investigación 3/2020 de la Sub Unidad Integral de Procuración de Justicia con sede en Boca del Río, bastión panista.

Cabe mencionar que, pese a que ya tienen una orden de aprehensión, la Fiscalía pidió audiencia ante el juez para que los jóvenes sean imputados en libertad, por lo cual tienen que presentarse a una audiencia y en caso de no hacerlo los declararían sustraídos de la justicia.

Desde luego, que dicho delito, que tiene víctima, delito, evidencias, testigos, etc. es pretexto para argumentar persecución política. Al parecer los poderosos de Veracruz tiene la piel muy delgada y están acostumbrados a delinquir impunemente, situación de la que no salvan los periodistas, donde tiene otro frente que atender el gobernador.

Porque para muchas personas que tienen un espacio en los medios se consideran inmunes a ser castigados por mentir, a pesar de que saben que lo único que hace a un periodista es su apego a la verdad y no la licenciatura, ni de la maestría ni el doctorado o cualquier especialidad. Si mienten y tienen títulos nobiliarios, simplemente dejan de ser periodistas y en la entidad es muy común que mientan impunemente y a la hora que les exigen las pruebas argumentan persecución política o lo califican como un atentado a la libertad de expresión, cuando en realidad están cometiendo un delito.

Resulta complejo atentan contra algún comunicador por mentiroso sin tener que hacer un sinnúmero de aclaraciones públicas que contrarresten este vicio que en los últimos cinco años pareciera una epidemia en los medios.

Es un abuso de los familiares de los políticos, de los jueces y de los periodistas argumentar persecución política cuando ellos saben que han cometido abusos graves. Consideran que por tener un poco de poder pueden menospreciar la inteligencia de la población. Ojalá haya orden y justicia en Veracruz.

Depende de Cuitláhuac García tomar esta oportunidad para consolidarse como un gobernador justo o rebasado por los poderes fácticos de la entidad.


 

Twitter: @Josangasa3