Rodrigo Chaves inicia periodo presidencial en Costa Rica

Costa Rica. Rodrigo Chaves se convirtió en el presidente número 49 de Costa Rica 2022-2026, con el compromiso de reconstruir la economía y detener el acoso contra las mujeres en su país.

Enfrentamos con valentía la inminente obligación de reparar el país. (…) No solo vamos a ordenar la casa. ¡La vamos a reconstruir!», dijo Chaves en su primer discurso luego de ser juramentado en el Congreso, en San José, frente a 97 delegaciones internacionales.

 

Con 60 años de edad y 30 de carrera en el Banco Mundial, Chaves llega a la silla presidencial con el desafío de conjurar la crisis económica que afecta a una de las democracias más estables de América Latina.

 

 

En Costa Rica, 23% de los 5.2 millones de habitantes viven en pobreza (6.30% en pobreza extrema) y 13.6% están desempleados, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

La economía, impulsada por el turismo, fue duramente impactada por el Covid 19. La deuda pública equivale al 70% del PIB.

Si la clase política falla una vez más, nuestro país se podría desmoronar», afirmó Chaves, y admitió que «miles de personas ven acabar el día sin empleo» y «el hambre se posa sobre la mesa».

Una niña nace hoy en Costa Rica y, en lugar de llevar un bollo de pan bajo el brazo, lleva un pagaré firmado con deuda por miles de dólares. A esos jóvenes les vamos a deshipotecar el futuro», aseguró, aunque no detalló acciones económicas.

Poco después de su discurso, Chaves firmó sus primeros tres decretos: eliminar el uso de mascarilla a excepción de funcionarios de salud de primera línea, erradicar la vacunación obligatoria por Covid 19 en el sector público, y una declaratoria de emergencia nacional por ciberataques contra organizaciones del Estado.

Según expertos, la población privilegió la experiencia en economía de Chaves, pese a que lleva encima una sanción por acoso sexual dentro del Banco Mundial a dos subalternas. Tras su elección, el nuevo presidente ofreció sus «disculpas» por esos hechos.

En su discurso aseguró que no tolerará «actos de acoso como los que sufren (las mujeres) cada día en todos los espacios».

No es posible que nuestras mujeres tengan miedo de andar solas en la calle, que sientan miedo en su propio hogar, su trabajo, en un parque, en un concierto», añadió.

El presidente también aseguró que las conquistas de la población LGBTIQ, como el matrimonio igualitario, se mantendrán, y prometió mayor inclusión a comunidades indígenas y mejor tratamiento a adultos mayores.