Llegó el Covid-19 a Palacio Nacional; atacó al Presidente

Por: Abraham Mohamed Z.

¿Estarán realmente contrapunteados AMLO y Monreal?

La pirotecnia verbal que bien maneja desde Palacio Nacional el presidente López Obrador forma parte de su estrategia para mantener envueltos en la densa nube de inseguridad e incertidumbre sobre su futuro, a la inmensa mayoría de los mexicanos, incluidos muchos de los que contribuyeron a que llegara al máximo poder que detenta y que le funcionan como amanuenses en la gobernanza del país.

Es tal el desparpajo con que el señor Presidente ejerce el poder, que minimiza hasta al temido Covid-19 que ya lo afectó, por lo cual tuvo que confinarse en su alcoba palaciega donde ya recibe la mejor atención médica que te puedas imaginar, sin que en el grupo esté López Gatell.
En lo personal espero que el Presidente no vaya a tener complicaciones con el letal virus y que pronto se recupere reanudando las conferencias de Prensa “mañaneras” que en su ausencia atenderá el Secretario de Gobernación, Adán Augusto López, quien tal vez vaya a traer “chícharo” en el oído para escuchar y repetir las respuestas que debe dar a las preguntas que se le planteen. (Eso si es que no está también contagiado de Covid. Más adelante te diré por qué la advertencia).

Por otra parte, hay riesgo de que el Presidente haya contagiado o no, a su esposa doña Beatriz Gutiérrez Müller, también a algunos miembros de su Gabinete y a otros funcionarios con quienes se reunió antes de que le confirmaran que era portador del virus.
Ellos son los Secretarios: Adán Augusto López, de Gobernación; Javier May, de Bienestar; Víctor Villalobos, de Agricultura y Desarrollo Rural; Roberto Salcedo, de la Función Pública; la Subsecretaria de Bienestar, Ariadna Montiel; Manuel Bartlett, director de la CFE; Diego Prieto, director del INAH, el empresario Daniel Chávez; Alejandro Esquer, secretario particular del Presidente y Ricardo Sheffield, titular de la Profeco que lo acompañó en “la mañanera” de este lunes.
Es de entenderse que pasarán varios días para saber cuándo podrá reanudar AMLO normalmente sus actividades pues eso depende de la evolución que tenga el tratamiento contra el Covid-19, que por cierto, ya es la segunda ocasión que lo padece.
Confiemos en que no haya crisis en el gabinete presidencial a causa de la pandemia.

ALGO SOBRE AMLO Y MONREAL

No está por demás que antes de confinarse por el virus, la última descarga de pirotecnia verbal la soltó el Presidente contra Ricardo Monreal, evidentemente molesto por la entrevista que le dio a Reforma en la que el líder de Morena en el Senado expuso:
1.- Lucharé dentro de Morena por los principios que nos llevaron a fundarla y por los cuales acompaño al Presidente desde hace 24 años.
2.- La sucesión adelantada exacerba radicalismos y propicia enfrentamientos de grupos y facciones que podrían llevar a fracturas.
3.- Pugna y purga a nadie conviene. Diálogo y conciliación es lo que haría ejemplar y democrático el proceso sucesorio.
4.- Consolidar la 4T requiere debate y unidad para perfeccionar la democracia.
5.- La lucha es por la democracia y el futuro del país. No abandonaremos las causas que nos dieron vida.
6.- Actuemos con humildad y justicia para corresponderle a la sociedad que confió en nosotros.
A estas consideraciones de Monreal, respondió AMLO: “no es un error haber adelantado la sucesión presidencial ya que de no haberlo hecho hubiéramos caído en el tapadísimo que se utilizaba en la época del porfiriato.
Sobre el radicalismo al que se refirió Monreal al interior de Morena, que provoca aniquilación y destrucción, el presidente afirmó que su gobierno sí es radical, ya que propone una transformación de fondo, sin violencia, en la vida pública de México, por lo que no es partidario de “las medias tintas”.
Y enfatizó: “somos radicales, la palabra radical viene de raíz y nosotros queremos arrancar de raíz al régimen corrupto y de privilegios. No llegamos aquí a simular, no es más de lo mismo. No engañamos a nadie porque si se revisa lo que he dicho por años, lo que he escrito, es lo que estamos haciendo. Aquí no hay “medias tintas”, luchamos por principios, no por cargos, no somos ambiciosos vulgares”.
Y éste lunes la estridencia cohetera presidencial se esparció así: “
1.- AMLO no se reunirá con Ricardo Monreal pues dijo no haber temas pendientes que hablar con él, pero aclaró que el único tema que le atañe son las tres reformas que propone su gobierno: “una ya está ahí, que es la Eléctrica, otra es la Electoral y una más es la de la Guardia Nacional”.
Además, sostuvo que “no hay nada más y que tanto el Poder Ejecutivo y el Legislativo deben ser independientes, pues no es el tiempo de antes”.
2.- Omitió opinar sobre si Monreal seguirá o no como Coordinador de la bancada de Morena en el Senado dadas las diferencias que hay entre él y el partido.
Dijo el presidente: “En eso no me meto, que cada quien asuma su responsabilidad”.
3.- Aclaró que Monreal tiene todo el derecho de expresarse, aunque dijo no compartir la postura del senador y añadió que también él tiene el derecho de contestar. Por eso recordó que en su mensaje dado en el Zócalo el pasado 1 de diciembre dijo “hay que ser radicales en la Cuarta Transformación y por eso en Morena son radicales”.
Todo esto lo provocó la entrevista hecha por el colega Roberto Zamarripa a Ricardo Monreal publicada en Reforma y la cual dejó “anonadado” al Presidente –así dijo él- por el despliegue que se le dio con el fin de “contrapuntearlos” (¿).
Después de todo esto que ya leíste, ¿Qué opinas sobre el futuro de Monreal, de Morena y del mismo Presidente López Obrador?

Coreo: mohacan@prodigy.net.mx