El INE se despabila

Por Ángel Álvaro Peña

Las reglas se endurecen para quienes quieren participar en la competencia electoral y será el Instituto Nacional Electoral el que otorgue la rigidez necesaria a las reglas del juego democrático, por iniciativa propia.

A partir del 13 de febrero, aspirantes y precandidatos a cargos de elección popular a partir de 2022, deberán rendir cuentas ante el INE de lo que gastan en sus actividades de promoción, para garantizar que todos los recursos que se usan para financiar la política provengan de fuentes lícitas y que no se rebasen los topes establecidos y, en consecuencia, se permita un margen de equidad en la contienda.

Para las candidaturas independientes las reglas de fiscalización de precampañas y actividades tendientes, establecerán qué tipos de gastos serán considerados, la forma en la que deben de ser registrados los ingresos y egresos, así como lo relativo a la presentación de informes sobre los mismos.

El INE señala que queda estrictamente prohibido para los sujetos y personas obligadas el recibir aportaciones de personas físicas con actividades empresariales, en el entendido que en múltiples antecedentes se ha establecido que la persona física con actividad empresarial encuadra en el concepto “empresa mexicana con actividad mercantil”.

Con este tipo de restricciones algunas de las campañas de la jornada electoral pasadas hubieran quedado afuera o descalificadas como el caso de la que llevó a cabo Samuel García Sepúlveda, para la candidatura de la gubernatura de Nuevo León; sin embargo, debería ampliarse el tipo de restricciones para asegurar que quienes compiten por un cargo de elección popular sea en realidad una persona estable, como debería ser los análisis antidoping, que nunca han sido considerados en la regulación electoral en México.

La democracia debe tomarse cada día más en serio en México y dejar atrás un siglo de desconfianza creada por los innumerables fraudes electorales, cuyo fantasma sigue merodeando los resultados en las urnas.

En realidad, tiene mucho en qué trabajar el INE por ejemplo con la prohibición de cambios de partidos cuando el legislador o funcionario público ya ha sido electo, por un partido, porque esto implica un fraude a las finanzas del partido que lo llevó al poder. Porque aprovechan el dinero de la campaña del partido A, para fortalecer al partido B, que no gastó nada en su capacitación y campaña.

Por otra parte, la combinación candidato partido crean confianza y certidumbre en la elección, para que una de esas entidades se pierda y se busque una nueva, incluyendo la independiente que no ha dado muestras de ser mejor que los candidatos afiliados a algún partido político.

La participación del INE en las elecciones con el objetivo de fortalecer la democracia en México tiene muchas asignaturas pendientes y hace necesario que se ponga a trabajar en algo más que el protagonismo de sus consejeros electorales.

La democracia es un concepto vivo que se nutre de las inquietudes de la sociedad y debe actuarse de acuerdo a las expresiones de la población. Estas son las condiciones que los consejeros del INE han dejado de lado, por estar demasiado entretenidos en pagar facturas a los partidos que los llevaron al cargo a que ahora ostentan.

Esto quiere decir que la forma de elegir a los consejeros debe también transformarse. No hay culpables de que la situación del INE se establezca con favoritismo o con desventajas para unos y otros, simplemente el trayecto de un instituto encargado de la actividad electoral debe transformarse constantemente, depurarse, perfeccionarse en nombre de una sociedad más consciente y comprometida con el desarrollo de la vida política de México y una mayor participación en las decisiones de los gobiernos.

Los tiempos cambian y la autoridad electoral debe convertirse en la vanguardia de la política del país y no en el estorbo a los cambios y la profundización y ampliación de la representación social.

El hecho de que el INE haya vuelto la mirada sobre sus propias actividades es una buena señal de que los tiempos cambian y habla también de la conciencia de que el INE reconoce ser de las instituciones del país con mayor retraso en sus actividades.

La fiscalización estricta de los candidatos y sus campañas es un paso que debió darse desde hace mucho tiempo, muestra del desudo de una labor de al que debe estarse muy atento con el fin de fortalecer todo gobierno que tenga como plataforma de despegue una autoridad electoral sólida.

 

PEGA Y CORRE – presentaron una acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación contra el Presupuesto de Egresos de la Federación, presentaron los coordinadores de Va Por México, en la Cámara de Diputados, Jorge Romero Herrera, del PAN, Rubén Moreira Valdez, del PRI, y Luis Espinosa Cházaro, del PRD, informaron que, pues transgrede el principio de progresividad, mismo que fue incorporado en el artículo 1 constitucional en la reforma de 2011, ¿y eso cuándo les ha interesado a esos partidos?… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.