Opositores tiemblan ante la transformación

Por Francisco Blanco Calderón

 

(Tercera y última parte)

Nuestra sociedad genera hoy ricos de a cientos y pobres de a millones, las discusiones políticas son sólo cortinas de humo para disimular el saqueo. Por cada decena de ciudades  que abrazan carencias se construye un barrio privado para premiar a los responsables de haberlos empobrecido. Donde la política conduce a los ricos hay progreso, donde los dueños son ellos, crece la indigencia”, (Infobase).

Ante esta sentencia se determina la realidad en la que están inmersos muchos países, entre ellos México. Los gobiernos conservadores devastaron  economías, saquearon recursos, entregaron  mar, tierra y agua al capital trasnacional,  quedando sus gobiernos y funcionarios como cómplices y socios.  La transformación  de hoy,  es lenta pero avanza, con pasos hacia adelante y otros para atrás, pero lo mas relevante es que ha modificado el sentir popular  gracias a la horizontalidad de la comunicación de las redes sociales, dejando atrás a esa prensa corrupta que engañó y abandonó a una sociedad incrédula, ingenua y desinformada. Manipulación mediática en aras de una falsa  objetividad  que extravió rumbo e ideales.

“En nuestro caso la oposición va desde los acuerdos cínicos con la extrema ultraderecha española y las grandes empresas que han sometido a seis sexenios, Vox, el Yunque. En este país nadie se dice, ni se reconoce de derecha. La derecha como expresión ideológica no tiene plausibilidad política ni estatus científico. El caso es que nadie se confiesa de derecha. Las elecciones del 2018, con el avasallador triunfo de AMLO, sacudieron las conciencias dormidas de un conservadurismo latente en la sociedad mexicana”, (Bernardo Barranco)

Eso no significa que la extrema derecha no exista en la sociedad mexicana. Claro que existe, y no solo es una expresión de corte político, sino que está expuesta también en lo económico y en lo social. Y hay un cuarto rubro, el intelectual. El movimiento más visible en la actualidad: El Frente Nacional Anti-AMLO acaparó protagonismo hace un año con sus protestas callejeras en autos de lujo y plantón en tiendas de campaña  vacías y ahora hasta el cuadro de la Virgen de Guadalupe “se arroja al suelo” ante las sandeces de Gilberto Lozano.  Al Frente Cívico Nacional lo encabezan Emilio Álvarez Icaza, Beatriz Pagés, Fernando Belaunzarán, Guadalupe Acosta Naranjo y Ma. Amparo Casar entre los más visibles. Su objetivo es establecer una candidatura  única  a la que promoverá Morena en las elecciones del 2024. Todos contra uno.

Conservadurismo recalcitrante que no oculta su visión de la ultraderecha mexicana, la  que pretende recuperar los espacios perdidos en el 2018: canonjías, negocios, contratos, poder político e intereses económicos. Derechas entrometidas para frenar el progresismo regional.

 

EL INE: OPULENCIA PARA SU ELITE, MISERIA A LAS BASES

Por insuficiencia de recursos el INE pospone las actividades para la realización de la Revocación de Mandato. Se le autorizó un presupuesto  para el 2022  de 13 mil millones  ochenta y cuatro pesos, de los cuales un alto porcentaje  se destinará a salarios, prestaciones de consejeros electorales, funcionarios, sin contar  los 294 asesores con salarios de hasta 160 mil pesos mensuales. 

“El Instituto Nacional  Electoral  pagó en salarios más de 10 mil 500 millones de pesos, entre enero y octubre de este año. La mayor parte del dinero fue utilizada para el pago de salarios y prestaciones. Sin embargo, el gasto en servicios  y en bienes y suministros se llevó una buena parte del pastel, así como 152.5 millones en alimentos. También destacó la compra de bienes muebles, inmuebles e intangibles  durante los primeros nueve meses de 2020, además de la adquisición de productos alimenticios para animales y artículos deportivos….Los dos gastos más fuertes estuvieron relacionados con insumos de cafetería y el pago de estacionamiento y pensión de vehículos. Además, el INE contrató mas de millón y medio en servicios de lavandería, lavado de vehículos oficiales,  compra de refrescos hasta  para la adquisición de tazas,  en dulces y galletas», (Sin Embargo).

El INE tiene varios fideicomisos para resguardar salarios y prestaciones pero jamás ha abierto uno que garantice consultas públicas, como la revocación del mandato. Morena ha entregado al día de hoy mas de 5 millones 700 mil firmas de respaldo a la revocación.

El recorte de cerca de 4 mil millones de pesos en el presupuesto 2022,  se realizó por los superfluos y excesivos gastos de la elite administrativa ya que las decenas de miles de empleados con ínfimos salarios, sin respaldo logístico en sus tareas directas a procesos electorales, ya que sin elecciones no hay nada de nada para ellos y abundancia a la elite. Hay dos alternativas, con posibilidades de solución: Una que se reduzcan el número de casillas en el país de acuerdo a las posibilidades económicas del INE. Dos que se realice el mismo día de las elecciones de las gubernaturas en marzo del 2022. O de plano, como sugirió Ricardo Monreal y AMLO lo ratificó en la mañanera, que se haga una coperacha para que abran mas casillas, pero  lo mejor es que el INE  ajuste sus gastos superfluos, excesivos que destinan a salarios, gastos administrativos, aguinaldos, comilonas, asesores, vales de gasolina y, coño, hasta papel sanitario, dulces y chocolates (No,  Chocolatería Rocío eh?).

Es el pueblo el que ejerce la democracia, no es el INE. La democracia participativa va, porque va y si no pueden que se vayan. No?.

Chile, un país fundamental de América Latina optó por un presidente de izquierda, Gabriel Boric, ex líder universitario, con 11 puntos arriba de  su  opositor. En la América nuestra crece la visión progresista: Ayer: Cuba, Venesuela y Nicaragua. Hoy: Argentina, México, Bolivia y Perú,  ahora se suman Honduras y Chile, y vienen los cambios en Colombia y Brasil. Inevitable sonrisa de Pablo Neruda, Salvador Allende, Violeta Parra, Víctor Jara y los cientos de miles de ciudadanos asesinados por el pinochetismo y la visión fascista de la ultraderecha. América libre avanza.