AMLO rechaza penalización contra consejeros del INE

CIUDAD DE MÉXICO. El presidente Andrés Manuel López Obrador se pronunció por evitar la penalización de acciones de resistencia por parte de Instituto Nacional Electoral (INE), en el caso de la revocación de mandato para no complicar la celebración de la consulta ciudadana en 2021 y anunció el INE ya recibió 10 millones de firmas.

“Consideró que el Instituto Nacional Electoral (INE) cometió un error al oponerse a realizar la consulta ciudadana para la revocación de mandato, por lo que debería de rectificar su decisión, pues es una medida que ya está en la Constitución”

Durante su conferencia de prensa en Palacio Nacional, agregó que “debe ser la Suprema Corte de Justicia de la Nación, tanto el tribunal como el Poder Judicial quienes resuelvan, no penalizar nada”.

Expresó que el INE cometió un error y lo tendrán que reconocer, porque se opusieron a un mandato constitucional y actuaron de manera antidemocrática.

No obstante, “en política hay que saber rectificar, no caer en la autocomplacencia, no aferrarse, entonces, ya la Suprema Corte de Justicia de la Nación dio un fallo, para que continúe el proceso de revocación de mandato, que se cumpla, con eso, porque lo establece la Constitución, que es la ley de leyes»

Tales declaraciones las hizo a título de ciudadano, pero dijo como presidente de la República, “me da gusto que se lleve a cabo el proceso de revocación de mandato”, para que el pueblo ejerza su derechos a decidir quién lo debe gobernar y además deponer a quienes solo busquen el beneficio propio sobre el de la colectividad.

Expresó que votar no quita mucho tiempo y el INE va a contar los votos y emitir un resultado.

Aclaró que se requiere de una participación del 40 por ciento de los integrantes del padrón electoral para que la decisión sea vinculatoria.

El presidente dijo que el INE ya recibió 10 millones de firmas y ahora le tocará verificar si son auténticas y desechar las que no pudieran serlo.

Sostuvo que en su caso no se requerirá un 40 por ciento, sino un 30 por ciento, para mandar un mensaje que claro de que si los mexicanos no lo quieren dejará el cargo.